El Ayuntamiento y la Escuela President Salvans desmienten los rumores sobre la situación que se vive en el centro

Una falsa noticia, aparecida hace casi tres años, vuelve a circular de manera malintencionada

Escola President SalvansEn relación a la falsa noticia, fechada en junio del año 2012, que vuelve a circular por las redes sociales sobre la Escuela President Salvans, el Ayuntamiento de Terrassa y el centro educativo vuelven a desmentir absolutamente el contenido, como ya se hizo en su momento. La información, que hace referencia a presuntas presiones a alumnos del centro por parte de otros alumnos de origen magrebí, en relación a las comidas que llevan a la escuela, y los idiomas utilizados por el claustro de profesores y la dirección con los padres, madres y tutores legales del alumnado, es una noticia llena de inexactitudes y falsedades.

La Escuela President Salvans, respecto al idioma utilizado en sus comunicaciones con los padres y madres del centro, recuerda que la lengua vehicular del centro es el catalán, lengua con la que también se redactan las circulares. Del mismo modo, recuerda que en ningún momento se ha discriminado el castellano, como malintencionadamente afirma la noticia difundida en varias redes sociales, idioma que se encuentra con total normalidad en la página web de la escuela, sus bloques o dentro del recinto escolar, y también niega que la escuela haga comunicaciones en árabe dirigidas a los padres y las madres de los alumnos o que éste sea el idioma vehicular en el patio de la escuela.

En cuanto a los bocadillos de los alumnos, la Escuela recuerda que siempre ha potenciado entre los mismos un desayuno saludable, lo que incluye que los viernes se aconseje al alumnado el consumo de fruta, pero el resto de mañanas, los niños y niñas llevan y comen lo que quieren, ya sea jamón, fuet o cualquier embutido procedente del cerdo que deseen.

El Ayuntamiento de Terrassa y la Escuela President Salvans lamentan profundamente que estos rumores infundados vuelvan a circular, coincidiendo en el tiempo con el periodo electoral que se aproxima, y ​​condenan rotundamente este tipo de mensajes malintencionados destinados a minar la convivencia y a difundir mensajes xenófobos. Por último, el claustro de la escuela recuerda que siempre tiene sus puertas abiertas para que cualquier persona vea cómo se trabaja y el ambiente de absoluta normalidad del centro.