El Archivo Municipal de Terrassa incorpora los fondos fotográficos de Josep Maria Albero y Antoni Boada

El alcalde en funciones y los donantes han firmado hoy el convenio, en el marco del Día Internacional de los Archivos

Acte de donació dels fons Albero i Boada

El Archivo Municipal de Terrassa incorpora desde hoy dos nuevos fondos fotográficos con miles de obras de dos autores terrasenses, Josep Maria Albero i Antoni Boada. Los mismos autores y el alcalde en funciones de Terrassa, Alfredo Vega, han firmado hoy el convenio de donación en el marco del Día Internacional de los Archivos (9 de junio). De este modo, el Archivo Municipal contribuye a la difusión de los archivos fotográficos y a dar a conocer las tareas de los archivos.

Albero y Boada desarrollaron su actividad sobre todo durante los años 60. Su legado, además de su valor artístico, constituye también una valiosa aportación documental.

Josep Maria Albero Botella nace en Terrassa el 16 de agosto de 1933. Trabajó como agente de seguros. Casado con Maria Dolors Casas, tiene dos hijas. Fotógrafo amateur, se inicia en el mundo de la fotografía cuando su buen amigo Antoni Boada lo invita a asistir a las clases de la sección fotográfica del Casino del Comercio. El interés va creciendo y se empieza a presentar a concursos de fotografía. Gana el Primer Premio NEGTOR en 1962, que lo lleva a exponer su obra en Barcelona. A raíz del eco mediático, contacta con Josep Maria Casademont, director de la Sala Aixelà, una importante sala de exposiciones relacionada con la fotografía de vanguardia, donde acabarán exponiendo más adelante.

La obra de Josep Maria Albero, desde un buen comienzo, se inclina muy claramente hacia la fotografía no figurativa, más orientada hacia el terreno de la abstracción. Por eso fotografiaba texturas, reflejos de agua y todo tipo de superficies que su mirada transformaba en escenas y paisajes irreales. Esta tendencia le abrió las puertas del Grupo AFAL. Era el único fotógrafo amateur del grupo, pero su marcada línea de abstracción y vanguardia le hizo encajar a la perfección en un grupo pionero que estaba renovando el panorama fotográfico español.

Antoni Boada Barbe nace en Terrassa el 21 de febrero del 1933. Casado con Margarita Martí Serarols, es padre de dos hijos. Trabajó en la Fábrica Fontanals y su faceta de fotógrafo fue amateur. Muy aficionado al patinaje artístico, con su pareja consiguieron premios de ámbito nacional.

Antoni Boada formó parte de la sección fotográfica del Casino del Comercio. Entidad muy activa que junto con el Coro Vell y Amics de les Arts reunía a la mayoría de los fotógrafos amateurs de la ciudad, y participó en infinidad de concursos fotográficos de ámbito nacional e internacional. La temática de sus fotografías es mayoritariamente figurativa y de ciudad:  Fiestas populares, actividades deportivas, acontecimientos sociales y retratos. Fotografía con finalidad de documentar.

Albero y Boada, junto con Josep Bros, Jordi Vilaseca, Joan Colom, Ignasi Marroyo, Jordi Munt y Enric Garcia Pedret fundaron el Grupo "El Mussol" donde confluyeron con afinidad de ideas y con ganas de revolucionarlo todo. Todos ellos tenían un marcada orientación hacia la fotografía documental que intentaban renovar huyendo de los postulados pictorialistas tan habituales todavía en la época. Las calles de los barrios periféricos de la ciudad, las fiestas populares, las procesiones de Semana Santa, los campos de deporte o los mercados eran algunos de sus terrenos de acción preferidos. A finales de los años 60 los encuentros se fueron espaciando y el grupo es fue diluyendo. Su último encuentro fué la exposición celebrada en el Centro Cultural de Terrassa el 4 de septiembre del 2012, donde  participaron cuatro de los ocho miembros del grupo. Actualmente los últimos testigos vivos del Grupo "El Mussol" son Josep M. Albero y Antoni Boada.


Las colecciones fotográficas donadas constan de:

Antoni Boada y Barbé:

  • 32 Sobras clichés de negativos de 35 mm. (950 clichés).
  • 92 sobres de clichés de negativos de 6x6 (1144 clichés).
  • 571 clichés negativos b/n de 6x6.
  • 14 positivos en papel b/n 30X40.
  • 4 positivos b/n 60x50 enmarcados.

Josep Maria Albero Botella:

  • 82 Clichés de negativos de 35 mm.
  • 269 clichés de 6x6. 
  • 1391 Positivos en papel.
  • Fotografías en formato digital.