Plan de Choque del Ayuntamiento de Terrassa; el conjunto de medidas de respuesta inmediata a los impactos de la crisis de la COVID-19 en la ciudad

El conjunto de acciones y proyectos socioeconómicos previstos tienen un presupuesto de 17 millones de euros

façana de l'ajuntament

El Equipo de Gobierno eleva mañana jueves a un Pleno extraordinario el Plan de Choque para la reactivación de la ciudad. Un conjunto de medidas socioeconómicas para dar una respuesta inmediata a los impactos de la crisis de la Covid-19 en Terrassa. Un plan de actuación inmediata, hasta finales de año, para conseguir que ningun ni ninguna terrasense quede desprotegido; se pueda mantener el sistema productivo y comercial de la ciudad; no se pierdan más puestos de trabajo; y la ciudad avance.

El conjunto de medidas  socioeconómicas para dar una respuesta inmediata a los impactos de la crisis de la COVID-19 en Terrassa que prevé el Plan de Choque están presupuestadas en 17 millones de euros, 9 de los cuales ya están presupuestados y hay que concretar el resto. Desde el Gobierno municipal se espera poder contar con los 6,5 millones de superávit bloqueados por parte del Gobierno español, así como con fondo de la Generalitat de Cataluña, la Diputación de Barcelona, o fondos europeos, con sus programas de ayudas presentados para hacer frente a la crisis sanitaria.

Para el alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, el Plan de Choque «tiene que ser una propuesta de todas y todos con un objetivo compartido, que dé respuesta de manera inmediata a los efectos que ha generado, y está generando, la COVID-19 en Terrassa y a los y las terrasenses». En este sentido el alcalde valora que todas las medidas que comprende el Plan, algunas por activar y otras ya en marcha, «están pensadas siempre en favor de la ciudadanía, en las personas y en los colectivos más débiles; en los sectores económicos clave como el comercio, la restauración o la industria; en la educación; en la cultura; en el deporte; o en la movilidad...». Para el alcalde, «tenemos un Plan de Choque que es un plan de futuro, un plan de reactivación,  que quiere ponar las bases para la nueva etapa que comienza ahora la ciudad».

El Plan de Choque es una propuesta que eleva mañana a su aprobación en Pleno el Equipo de Gobierno municipal. Para el primer teniente de alcalde y portavoz del Grupo Municipal de ERC-Mes, Isaac Albert, «Presentamos un Plan económico y social ambicioso ante la COVID-19 porque tenemos la responsabilidad de aportar soluciones a la ciudad y a nuestros vecinos y vecinas y nunca dimitiremos de la misma. Por eso trabajamos y trabajaremos, abriendo las puertas en todo el mundo para sumar por el futuro de la ciudad».

Por su parte, la segunda teniente de alcalde y portavoz de Tot x Terrassa, Nuria Marín, considera que «el Plan de Choque no es solo una respuesta a la crisis del coronavirus, sino una apuesta de futuro: estamos diseñando instrumentos y proyectos que nos permitirán reducir el impacto social y económico y avanzar hacia un nuevo modelo de ciudad, que es el objetivo de fondo que nos hemos fijado, a través del diálogo, la participación y el consenso».


Medidas destacadas

El Plan de choque para la reactivación de la ciudad incluye medidas relacionadas con el ámbito social, con actuaciones previstas para atender a las personas y familias en situación de vulnerabilidad, ofreciendo más atención social y proyectos para seguir trabajando al conseguir una ciudad más justa, con mejor calidad de vida, y donde las personas estén en el centro de todas las políticas. En este ámbito, también  figuran una serie de actuaciones destinadas al colectivo de niños y jóvenes, centrados en garantizar su educación o con medidas para la transformación digital y habilidad nuevas propuestas para el fomento de la empleabilidad juvenil.

Las actuaciones en el espacio público, se prevé con proyectos que promuevan la recuperación de las calles y plazas para la ciudadanía, siempre acompañados con la intensificación de las tareas de limpieza y desinfección, además de propuestas para favorecer la viananlització y promover la movilidad sostenible.

En cuanto a las medidas del Plan de Choque destinadas a la reactivación económica y la creación de ocupación, se prevén acciones de dinamización, de promoción cultural o refuerzo de los planes de ocupación. Propuestas que han de poder dar respuesta a los efectos negativos que la crisis sanitaria ha tenido sobre el tejido económico local.

Finalmente, el Pla también prevé la aplicación de medidas de fiscalidad, principalmente bonificaciones y exenciones en los tributos municipales. El objetivo es favorecer liquidez a empresas, comercios y familias de la ciudad. Entre estas medidas, destaca la reducción de la tasa de mercadal y de mercados municipales; la bonificación de hasta un 50% en algunas actividades, que podría ser superior en otros, sobre la tasa de residuos; o la reducción del 25% en la legalización de actividades. En total un conjunto de medidas, presupuestadas en más de 3 millones de euros.