Terrassa se adhiere a un programa para hacer mejoras en pisos de personas mayores

El Pleno ha aprobado la adhesión al programa de reformas de viviendas para personas mayores de  la Diputación de Barcelona 2016-2017

Vista general de TerrassaEl Pleno del Ayuntamiento de Terrassa aprobó ayer por unanimidad una propuesta del Gobierno municipal para la adhesión al Programa de arreglos de viviendas para personas grandes de la Diputación de Barcelona. Este programa tiene como objetivo garantizar las condiciones mínimas de accesibilidad, seguridad, higiene, habitabilidad y eficiencia energética de las viviendas donde viven las personas grandes más vulnerables, independientemente de si el piso es de propiedad o de alquiler. Para conseguir este objetivo, se contratarán diferentes empresas que se encargarán de la realización de reformas básicas y la instalación de ayudas técnicas a las viviendas, como por ejemplo cambiar bañeras por platos de ducha, instalar barandillas y agarraderos, cambiar instalaciones de gas por electricidad o eliminar barreras arquitectónicas, actuaciones que comportan notables mejoras en la calidad de vida de las personas.

El regidor de Servicios Sociales, Noel Duque, ha destacado que con actuaciones como ésta "el Gobierno municipal avanza en una de las prioridades del Plan de mandato, la de garantizar la calidad de vida, la justicia social y el bienestar para todo el mundo". El regidor ha añadido que "una mejora tan sencilla como cambiar una bañera por un plato de ducha puede comportar un salto en la calidad de vida de una persona o una pareja grande, pero hay muchas personas que no tienen la capacidad económica para hacer este a reforma. Es un ejemplo más de como la crisis ha afectado derechos básicos, y del que se trata es de evitar estas situaciones".

La participación en este programa comportará inversiones públicas por valor de 400.000 euros en mejoras a las viviendas de las personas grandes. La aportación municipal prevista en el programa será de 40.000 euros el 2016 y 40.000 más el 2017, es decir, el 20% del total del importe del programa en Terrassa. El resto iría a cargo de la Diputación de Barcelona. En total se prevé llevar a cabo alrededor de 250 intervenciones en dos años.

Los beneficiarios del programa son las personas más grandes de 65 años, preferentemente las que tengan dificultades para realizar las actividades cotidianas, que tengan acreditada condición de discapacitado y/o dependencia, así como las personas de más de 80 años que vivan suelas o con otra persona grande. Los servicios sociales municipales se encargan de seleccionar las personas beneficiarias del programa a partir de estos criterios, valorando personalizadamente todos los casos para poder dar una respuesta adecuada a cada necesidad.

El Ayuntamiento de Terrassa ha participado en este programa de la Diputación desde la primera edición, el 2009, con un total de 240 intervenciones realizadas a la ciudad hasta ahora (113 de 2009 a 2010, 61 de 2012 a 2013, y 66 de 2014 a 2015.