¿Compras? ¿Alquilas? Evita sorpresas con suministros energéticos.

Resolvemos las dudas a la hora de alquilar o comprar una vivienda, sobre quién debe pagar los suministros, qué hacer si existen cargas adicionales y recibos impagados o a nombre de quien debe ir la titularidad.

¿Quién debe pagar los suministros en una vivienda alquilada?

El inquilino/a debe hacerse cargo de:

  • los gastos de los suministros básicos
  • el alquiler de la vivienda
  • las reparaciones que sean necesarias, así como mantener el inmueble en buenas condiciones

La propiedad está obligada a:

  • hacerse cargo de averías o desperfectos por el paso del tiempo

Según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), la titularidad de los suministros debe ser de la persona que alquila el piso. Si la titularidad queda a nombre de la propiedad y ésta no paga, la persona arrendada podría sufrir un corte del suministro.

Recuerde: la obligación de abonar las facturas es de la persona titular del contrato del suministro.

¿Qué hacer si ya existe un contrato a nombre de la propiedad o de personas que hayan vivido previamente?

Si ya existe el contador individualizado, debe solicitarse el cambio de nombre del contrato de suministro preexistente. Para ello, únicamente debe facilitarse a la comercializadora sus datos, los de la anterior titularidad del contrato, el número de CUPS y aportar copia del contrato de arrendamiento. El cambio de titularidad es un trámite gratuito, pero es mejor consultar con la compañía por si existen deudas previas.

¿Qué debe hacer la persona titular de los suministros cuando deja el piso en el que vivía de alquiler?

Siempre es mejor acordar con la propiedad cómo gestionar la baja o el cambio de titularidad de los suministros. Existen 3 posibilidades:

  • Esperar a que el nuevo inquilino o la nueva inquilina cambien la titularidad de los suministros, siempre que previamente se haya acordado con la propiedad cómo se llevarán a cabo los pagos del consumo correspondiente hasta el día de finalización del contrato. Debe tenerse confirmado por la propiedad, que siempre incluye en el contrato una cláusula respecto a la contratación nominal de los suministros
  • Acordar con la propiedad que vuelva a poner a su nombre los contratos si no tiene previsión de alquilar el piso de inmediato a otras personas
  • Dar de baja los contratos existentes, de forma que sea la propiedad o las nuevas personas inquilinas las que vuelvan a darlos de alta, siendo estas personas las que van a pagar para solicitar esta nueva alta

¿Cómo comprar una vivienda sin cargas adicionales ni deudas de suministros?

Para no tener sorpresas antes de comprar, realice los siguientes pasos:

  • Solicitar en el Registro de la Propiedad una nota simple en la que aparece la titularidad del inmueble así como sus posibles cargas o una descripción detallada.
  • Solicitar que la propiedad aporte un certificado de la comunidad vecinal al corriente de pago de todas las cuotas. Este certificado debe presentarse obligatoriamente en el momento de la compraventa, salvo que se renuncie de forma expresa a esta información.
  • Es recomendable solicitar información al servicio de Urbanismo del Ayuntamiento sobre si existe algún expediente de disciplina urbanística abierto.
  • Pedir las últimas facturas de los suministros energéticos para comprobar si están al corriente de pago. Por precaución, es recomendable hacer constar en la escritura de compraventa que no existen deudas pendientes de suministros, y que, si existen, corresponden a quien las ha generado.

¿Qué hacer si la casa tiene deudas de suministro?
En el caso de no haber realizado una comprobación previa y, en consecuencia, encontrarse con las deudas, existen dos opciones para solucionar el problema:

  • Cambiar la titularidad de los suministros: solicitar a la compañía cambiar el nombre del contador. No obstante, con esta opción, la compañía podrá reclamar el abono del importe pendiente antes de realizar el cambio y se asumen las deudas de la anterior titularidad.
  • Cancelar suministros: se puede solicitar la baja y tramitar otra nueva. Hay que tener en cuenta que, como se debe presentar boletín nuevo, es posible que la instalación existente pueda no ajustarse a la normativa vigente y sea necesario realizar reparaciones. En este caso, puede permanecer un tiempo sin suministro, mientras se tramita el alta.

Recuerde: Las deudas por suministros son personales. Son de quien realiza el consumo. Las compañías no deberían reclamar el importe impagado ni a la persona titular del inmueble ni a la arrendataria, si no han hecho este gasto. Si esto se produce, consulte con la Oficina de Consumo.

¿Qué puede hacer la propiedad si la empresa energética le solicita el pago de la deuda generada por la persona que le ha alquilado el piso?

Puede demostrar a la comercializadora que la deuda no es suya, presentando la siguiente documentación:

  • hoja del padrón
  • copia del contrato de alquiler
  • cláusula de alta de suministros en el contrato de alquiler

Si la comercializadora sigue reclamando el abono de las deudas, debe presentarse una reclamación a atención al cliente de la compañía suministradora y posteriormente acudir a las oficinas de atención al consumidor. De esta forma se puede intentar negociar con la compañía que no se cobren estos consumos.

Recuerde: Es muy importante que los suministros se pongan a nombre de quien vive en la vivienda para evitar estos problemas.