El agua es un recurso escaso que tenemos que cuidar y mantener. Se ha de gestionar con criterios de interés general, ya que se trata e un bién común i esencial y lo tenemos que utilizar de forma adecuada, aplicando medidas que nos permitan ahorrarla entre todos y todas. 

Tanto el suministro de agua como la red de saneamiento son servicios básicos y, por tanto, el acceso a éstos ha de ser universal y asequible para toda la ciudadanía. 

Desde el 10 de diciembre de 2018, el Ayuntamiento de Terrassa gestiona de manera directa el servicio público de abastecimiento de agua a la ciudad a través de la nueva entidad pública empresarial local www.taigua.cat.

 

Con este paso Terrassa se ha convertido en uno de los municipios más grandes del Estado que ha apostado por la gestión municipal directa como garantía de un servicio público, eficiente, de calidad, transparente, participativo, equitativo y social.

Una de las novedades que ha incorporado la gestión municipal directa de este servicio ha sido la creación del Observatorio del agua de Terrassa (OAT), con la finalidad de canalizar la participación ciudadana en la definición de las políticas y en las decisiones estratégicas para el buen funcionamiento del servicio.

El OAT está adscrito en el Ayuntamiento de Terrassa, tiene un carácter consultivo, asesor, deliberativo y propositivo, con capacidad para elaborar estudios, informes y propuestas en la gestión del agua. También tiene potestad para sacar adelante acuerdos que tendrán que ser considerados por el gobierno municipal.

Desde el Servicio de Medio Ambiente se trabaja para asegurar una correcta gestión integral del ciclo del agua, que va desde la obtención, distribución y uso del agua hasta la depuración de las aguas residuales. Entre otras tareas, mejoramos y mantenemos la red de agua potable, autorizamos y controlamos los vertidos de aguas residuales de carácter industrial a la red de alcantarillado municipal y gestionamos el sistema de saneamiento. 

Los Servicios de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Terrassa y el Departamento de Salud de la Generalitat velan para garantizar la calidad global del agua.