Actualmente el Pacto para la Diversidad Afectiva, Sexual y de Género de Terrassa (Pacto DASIG) ha dejado paso al Plan DASIG 22-25, fruto del trabajo comenzado en 2014, el Pacto DASIG ha sido un elemento vertebrador de las políticas públicas locales para la diversidad afectiva, sexual y de género.

Este Pacto, aprobado el 18 de noviembre de 2014 en el marco de la Mesa del Pacto DASIG, agrupa a muchos agentes de la ciudad bajo tres compromisos: fomentar el respeto a la diversidad sexual y de identidad de género como valor a defender desde la entidad o institución, de la forma que proceda según el ámbito de intervención propio; reaccionar ante actos de homofobia, lesbofobia, transfobia, interfobia y bifobia; y poner en marcha las actuaciones adecuadas para desarrollar las líneas prioritarias que faciliten el derecho a la libertad y la igualdad, respetando la diversidad y garantizando una actividad continuada en el tiempo.

Una Terrassa que luche contra la homofobia, la lesbofobia, la transfobia, la intersexofobia y la bifobia cotidianamente y desde diversos ámbitos como el cultural, el deportivo, el ocio, el juvenil, el escolar, el laboral, etc. es uno de los objetivos prioritarios. Para fomentar la diversidad de orientaciones sexuales, identidades de género y modelos familiares, es necesario un abordaje transversal que supere a los organismos competentes y al asociacionismo LGTBIQ+.

En el marco de la Mesa para la redacción del Pacto para la Diversidad Afectiva, Sexual y de Identidad de Género de Terrassa el 18 de noviembre de 2014 se aprueba el Pacto para la Diversidad Afectiva, Sexual y de Identidad de Género en Terrassa.

El compromiso

Las Entidades, Instituciones, Sindicatos y el Ayuntamiento en Pleno se adhieren al Pacto por la Diversidad Afectiva, Sexual y de Identidad de Género en Terrassa comprometiéndose a:

  1. Fomentar el respeto a la diversidad sexual y de identidad de género como valor a defender desde la entidad o institución, de la forma adecuada según el ámbito de intervención propio.
  2. Reaccionar delante actos de homofobia, lesbofobia, transfobia, intersexofobia y bifobia.
  3. Poner en marcha las actuaciones adecuadas para desarrollar los ejes prioritarios de trabajo anteriormente mencionados, que faciliten el derecho a la libertad y la igualdad respetando la diversidad y garantizando una actividad continuada a lo largo de cada año.

Los ejes prioritarios de intervención que se desprenden del Pacto hacen referencia a los siguientes ámbitos:

  • Infancia y adolescencia: apoyo a niños/as y adolescentes gays, lesbianas, bisexuales, trans e intersexuales.
  • Educación
  • Salud
  • Laboral
  • Personas trans e intersexuales
  • Fomento del conocimiento, del respeto y de la adaptación a la diversidad sexual y de género y a los diferentes modelos de familia.
  • Atención especial a colectivos LGTBIQ+ vulnerables (personas mayores, con capacidades diversas y/o entornos culturales y/o religiosos especialmente discriminatorios).