Historia

La Terrassa del siglo XVI y principios del siglo XVII era próspera, con una intensa actividad de los gremios y cofradías. La paralización industrial, el endeudamiento municipal, la peste y las guerras del siglo XVII debilitaron fuertemente la villa.

En 1700 Carlos II de Castilla muere sin descendencia. Lo sucedió Felipe de Anjou pero, al no tener demasiado apoyo, se inició la Guerra de Sucesión de la corona española entre partidarios de Felipe de Borbón y del archiduque Carlos de Austria. Este conflicto internacional involucró las principales potencias de la época.

En Cataluña la guerra llegó en 1704. A pesar de la firma del Tratado de Utrech, los catalanes siguieron luchando para poder mantener sus constituciones y libertades. En julio de 1713 la Junta de Brazos decidió resistir hasta las últimas consecuencias.

Exterior del Convento de Sant Francesc. Autor: BadiaCasanova

La noche del 3 al 4 de septiembre de 1713, Terrassa fue ocupada, saqueada y devastada por un destacamento borbónico comandado por el general Feliciano de Bracamonte. 

Las tropas incendiaron más de cien casas y murieron unas veinte personas. Un centenar de aldeanos se refugiaron en el Convent de Sant Francesc.

El ejército que defendía la causa borbónica abandonó la ciudad el 6 de septiembre por la mañana. Estos hechos son conocidos gracias a la narración que hizo el padre Miquel Garriga, guardián del Convent de Sant Francesc.

Después de un largo y extenuante asedio, el 11 de septiembre de 1714 Barcelona cayó en manos del ejército borbónico comandado por el duque de Berwick.

Quaderns del Museu núm. 4. El convent de Sant Francesc

Dossier didàctic núm. 4. El convent de Sant Francesc