Revista Visquem octubre 2022 (Junts x Terrassa)

Sí a la Ronda del Valles

La B-40, si no se produce el enésimo retraso, conectará en un año el Baix Llobregat Nord con la comarca de Terrassa, dos de los polos industriales más potentes del país. Las colas eternas en la "Carretera de Martorell" desaparecerán definitivamente. Si bien se mantiene su denominación B-40, esto ya no es el Cuarto Cinturón que debía conectar el centro de la península con la frontera con el Estado francés, con una preeminencia del tráfico de paso. Ahora es una vía de conexión del territorio cuya función principal es el tráfico de agitación entre dos grandes conurbaciones y núcleos industriales y logísticos.

Y, sin embargo, la B-40 acaba en una rotonda en Can Roca. Abruptamente. Y en el término de Sabadell, su Ronda Oeste tampoco tiene continuidad. La lógica apunta a que ambos vértices deberían conectarse. Éste es el propósito de la Ronda del Valles o ronda norte. Una conexión con un 2+2, bien integrada paisajísticamente y con acceso a nivel en forma de giratorios. Una vía permeable al territorio y con el único objetivo de darle servicio, especialmente a sus polígonos industriales. Una carretera de titularidad de la Generalidad, donde la Generalidad toma todas las decisiones sobre su trazado y características. Evidentemente, con recursos transferidos del Gobierno del Estado.

El nuevo conseller de Territori ya ha dicho que no quiere impulsarlo. Que no es necesario.

Es una irresponsabilidad en términos económicos y, sobre todo, ambientales, que aboca a las tramas urbanas de Terrassa y de Sabadell a la congestión permanente.

Desde Junts, plantaremos batalla en todos los frentes posibles para modificar esta decisión de un Gobierno que puede poner en riesgo la creación de miles de puestos de trabajo y recuperar una atmósfera saludable allí donde vive la gente.

No vamos a detenernos.

Meritxell Lluís i Vall
Portavoz del Grupo Municipal de Junts por Terrassa

 

Revista Visquem septiembre 2022 (Junts x Terrassa)

La Terrassa del futur serà emprenedora, sostenible i cohesionada

Queremos una Terrassa amable, cívica, sostenible, segura, limpia y accesible, lo que ha caracterizado la participación activa de Junts en la elaboración de la Agenda Urbana de Terrassa 2030 y su Plan de Acción. Una oportunidad para hacer de nuestra una ciudad involucrada en la sostenibilidad, que ejerce liderazgo en la transición energética y la economía circular, se preocupa por la calidad de vida y el bienestar de su ciudadanía, que impulsa nuevos negocios y moderniza los convencionales y genera sentimiento de autoestima y de compromiso por el bien común.

Trabajaremos para conseguir una ciudad emprendedora, sostenible y cohesionada, porque creemos que la Terrassa del futuro no es posible sin estos tres elementos. No queremos ni una ciudad emprendedora que no cuide su medio ambiente, ni una ciudad verde que sacrifique la calidad de vida, ni queremos una ciudad asistencial que anule la iniciativa individual. Queremos una ciudad capaz de promover proyectos colectivos desde su tejido económico, social y cultural con la colaboración de la administración. Sin embargo, tenemos claro que una ciudad es, sobre todo, una comunidad formada por el conjunto de las personas que la han escogido para desarrollar su vida y, desde la política, debemos ser capaces de entender la ciudadanía en su complejidad y diversidad, con sentido de acogida y con el objetivo de facilitar la integración. Por eso, construiremos una Terrassa desde la cooperación, coproducción, codecisión y coevaluación de las políticas públicas de la mano de la ciudadanía para avanzar en calidad democrática, transparencia y participación. La Agenda Urbana que hoy aprobamos es la hoja de ruta y desde Junts por Terrassa haremos todo lo posible para que no quede en papel mojado.

Meritxell Lluís i Vall
Portavoz del Grupo Municipal de Junts per Terrassa

 

Artículo revista Visquem julio 2022

Polígonos: de las palabras a los hechos

Que Terrassa es una ciudad emprendedora, con un tejido empresarial fuerte y diversificado, lo sabemos; que Terrassa tiene una buena posición geoestratégica es incuestionable (y lo será más cuando tengamos terminadas las obras de la B-40 y la Ronda norte); que si Terrassa sabe aprovechar los retos y oportunidades que tiene y sabe potenciar somos imparables, lo tenemos claro.

Ahora bien, ¿todo el mundo lo tiene claro? Tenemos la percepción de que no. Han pasado tres años de mandato y no vemos que este tema sea prioritario para el Equip de Govern. Por el momento, es sólo humo y un titular. No fue hasta el pasado 28 de junio cuando se constituyó un Plenario para iniciar los trabajos para la redacción del Plan Director de Polígonos de Terrassa.

Desde Junts per Terrassa queremos polígonos industriales potentes y referentes. Y esto se logra haciendo una apuesta decidida por estos espacios, destinando esfuerzos y recursos en potenciarlos y adecuarlos.

Queremos que los Polígonos de Actividad Económica (PAE) de nuestra ciudad se modernicen para poder ser más competitivos. Esto pasa por incentivar fiscalmente la actividad económica y la creación de empleo en éstos. Estamos convencidos y convencidas de que para que esto sea así es necesario revisar y reducir los plazos para la obtención de licencias e invertir a nivel de infraestructuras.

El objetivo es claro: crear más riqueza y empleo de calidad como claves de progreso, tanto para las personas como para las empresas de Terrassa. Porque pretender hacer nuevas políticas sociales con un impacto social real sin crear riqueza es insostenible.

Son necesarias, pues, actuaciones que aporten calidad a nuestros polígonos y que permitan ofrecer a las actividades que hay instaladas, ya las que tengan la voluntad de hacerlo, aquel entorno que permita incidir en su crecimiento y en ser más competitivas .

Meritxell Lluís i Vall
Portavoz del Grupo Municipal de Junts per Terrassa

 

Artículo Visquem junio 2022

Construimos Juntos la Terrassa que nos merecemos

Cumplimos tres años de un mandato que se ha desarrollado en un contexto complicado y, sin embargo, Junts per Terrassa trabajamos de forma firme y constructiva para hacer de nuestra ciudad un lugar mejor para vivir, con justicia y progreso social, oportunidades de futuro y teniendo a las personas en el centro de nuestra acción municipal. Hemos hecho 1.287 preguntas escritas, 47 peticiones a los plenos y presentado 137 propuestas, de las que 125 han sido aprobadas, lo que, desgraciadamente, no quiere decir que se hayan llevado a la práctica.

Si se hubieran puesto en marcha alguna de nuestras propuestas tendríamos una Terrassa más segura y cívica, puesto que sacamos adelante un Plan para garantizar la seguridad ciudadana, reducir la delincuencia, e introducir herramientas de innovación social y tecnológica. Tendríamos una ciudad más limpia y sostenible, ya que propusimos poner en marcha un servicio para reutilizar objetos de los puntos limpios. Tendríamos una ciudad en la que se fomenta el uso del catalán, más inclusiva, donde la defensa de los derechos y el bienestar de las personas son los pilares fundamentales. Desgraciadamente, la realidad de Terrassa es muy diferente: el Equipo de Gobierno ha perdido el pulso de la ciudad y nos condena a vivir en un municipio sucio y sin proyectos, combate el incivismo con tuits y suple el mal estado de la ciudad con excusas, mientras espacios muy degradados como la avenida del Vallès se convierten en una carta de presentación fidedigna de cómo tenemos Terrassa.

La Terrassa que merecemos no la tendremos con un Gobierno Municipal que sólo trabaja pensando en las próximas elecciones y no con las próximas generaciones. No la tendremos con grandes titulares y fotos. No la tendremos con un Gobierno que gobierna a golpe de titular.

La Terrassa que merecemos sólo la conseguiremos si trabajamos todos y todas juntos y juntas.

Meritxell Lluís i Vall (@mlluisvall)

Portavoz del grupo municipal de Junts per Terrassa