El Ayuntamiento de Terrassa quiere impulsar el despliegue de sensores inteligentes a los diferentes edificios de la ciudad con la intención de que estos recojan diversos datos que puedan generar nuevo conocimiento y nuevos servicios a la ciudadanía en los ámbitos de la economía, la movilidad, la gobernanza, el medio ambiente, la calidad de vida o el capital humano.

Para escoger el tipo de sensor, y por tanto la tipología de información a recoger, se inició un proceso participativo en que se invitó a la ciudadanía a proponer ideas.

Entre todas las ideas aportadas por la ciudadanía, y también en colaboración con UPC, ADIF, FGC, Agencia de la Vivienda de Cataluña, Mutua de Terrassa y otras entidades de la ciudad, se redactó un proyecto que se presentó en la convocatoria de ayudas "Piloto de Edificios Inteligentes" del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Se trataba de mejorar los servicios que actualmente presta el Ayuntamiento en la ciudad y de si se quiere crear otros nuevos, llevados a cabo por el Ayuntamiento o por cualquier otra administración, o bien por la universidad, o bien el empresa o por la ciudadanía; con un modelo de negocio detrás o sin, pero siempre orientados a construir una ciudad mejor.

Finalmente, el proyecto de Terrassa "Smart Building Terrassa: los edificios construyen la ciudad Smart City" situarse entre los 8 proyectos finalistas elegidos por Red.es con una financiación de 2,5 millones de euros, que se financian al 50 % por Red.es y el Ayuntamiento. Esta convocatoria proviene del Plan Nacional de Territorios Inteligentes para municipios de más de 200.000 habitantes y es financiada con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Acceder al proceso participativo

Cartel proceso participativo

Más información