Iluminar monumentos y elementos arquitectónicos

La luz puede contribuir a resaltar la visibilidad de los elementos arquitectónicos de una ciudad y a embellecer sus monumentos. Una iluminación bien diseñada otorga valor al edificio y ofrece una experiencia visual única.

Además de las razones estéticas, puede haber razones de seguridad si la construcción está ubicada en entornos urbanos oscuros y poco transitados. En los últimos años, también se utiliza la iluminación del patrimonio arquitectónico, tanto los encendidos como los apagones, como forma de expresión colectiva solidaria, o reivindicativa, en determinadas fechas.

La luz, como vehículo de expresión artística en el entorno urbano, alcanza un gran protagonismo en los Festivales de la Luz que se celebran en todo el mundo. Los festivales de Ámsterdam, Lyon, Berlín, Londres y Helsinki son conocidos entre la cincuentena que se organiza en Europa. A ellos se suman los de Barcelona, Olot y Manresa. El éxito de los festivales se basa en la capacidad de la iluminación coloreada para atraer la atención de la gente y en la realización de efectos especiales que la tecnología moderna permite.

Muchos sistemas de iluminación actuales utilizan luz de tipo LED porque presenta múltiples ventajas y resuelve algunos problemas técnicos y mecánicos. Además, alcanza mejores resultados con un menor consumo de recursos.

La iluminación de monumentos debe cumplir las regulaciones y recomendaciones relacionadas con la conservación del patrimonio, el control de consumo energético y la preservación del paisaje nocturno.

Una actitud respetuosa con el medioambiente debe implicar el compromiso de que la energía necesaria para la iluminación ornamental proceda de fuentes renovables y que su uso, además de responsable, sea compatible con el derecho de la ciudadanía a la contemplación de la bóveda celeste.

Espectáculo luminoso nocturno La Ruta de la Luz
Con motivo de la celebración de este evento en la ciudad de Terrassa, Lamp iluminará dos de los hitos del espectáculo luminoso nocturno La Ruta de la Llum, una de las actividades que contempla el programa oficial. "Transiciones" es el título de la instalación lumínica que s'ocorrerà simultáneamente en dos de los monumentos intervenidos: la emblemática Masia Freixa en el parque de Sant Jordi y la Carpa de Vallparadis en el Torrent de la Font d'en Sagrera, que se podrán visitar durante los días 15 y 16 de Mayo de 2021.

"Transiciones" es una pieza que surge a partir de la inspiración en la arquitectura modernista, y se basa en las referencias que este movimiento toma de la propia naturaleza. Fluidez, formas orgánicas y naturaleza son fundamentos del modernismo y, por tanto, el punto de partida esta instalación lumínica.

La Masia Freixa, símbolo de la fluidez y un homenaje a la armonía, es el elemento central de la instalación Transiciones, que conquista la piel del edificio como telón de fondo, para representar a modo de metáfora, un viaje por las transiciones del cielo. La luz nos acompaña por un atardecer cálido y suave en sus tonalidades ámbar, pasando por un energético e intenso medio día con sus tonos celeste vivo, amainando en un atardecer con un violeta pacificador que nos invita a la contemplación, para finalmente sumergirse -nos en un azul profundo de noche abstraída y reflexiva.

De manera simultánea, la Carpa de Vallparadís, recoge en su piel dinámica y sinuosa estas transiciones lumínicas, convirtiéndola de manera temporal en una bóveda celeste que genera una atmósfera lumínica singular dentro del parque de Vallparadís.