Terrassa escogió el nombre de esta plaza, situada en la cale Colom, en el Campus Universitario, en un proceso participativo entre la comunidad universitaria de la ciudad para visibilizar las aportaciones de las mujeres a la ciencia.

El Servicio de Universidades recogió todas las respuestas que se recibieron y la propuesta más votada fue la de Hedy Lamarr que a posteriori se presentó en la Comisión del Nomenclátor de Terrassa.
 

 

Hedy Lamarr (Hedwig Eva Maria Kiesler; Viena, 1914 - Miami, 2000) en la década de los años 1940/1950 fue considerada en la historia del cine como «La mujer más bella del mundo».

Durante la Segunda Guerra Mundial, ideó un sistema de guiar a los torpedos por medio de la radio. Se le ocurrió que la frecuencia podría ser cambiada constantemente, al igual que se hace cuando se toca el piano; de esta forma, se podría controlar un proyectil por radio sin ser interferido por el enemigo.

Desde su infancia destacó tanto por su belleza como por su inteligencia, llegando a ser considerada por sus profesores como superdotada. Durante su adolescencia cursó estudios de ingeniería, pero los abandonó por su vocación hacia el teatro y el cine.

Hedy Lamarr fue conocida en Europa y Estados Unidos por ser la primera mujer en aparecer en la gran pantalla completamente desnuda e interpretar un orgasmo con la cara en primer plano en una película comercial no pornográfica, titulada: Extasis.

Huyendo de los nazis y de su primer marido, que la tenía secuestrada a causa de los celos, huyó a Londres y finalmente emigró a Estados Unidos cambiando su nombre por el de Hedy Lamarr. Gracias a su extraordinaria belleza firmó un contrato con Louis Mayer, copropietario de la compañía cinematográfica Metro Goldwing Mayer compartiendo cartel con actores de la talla de Charles Boyer, Spencer Tracy, Robert Taylor o Clark Gable, pero la película que la va catapultar al éxito mundial fue la titulada Sansón y Dalila, que protagonizó con Víctor Mature.

En 1941 durante la celebración de una fiesta conoció al pianista George Antheil, un pionero de la música mecanizada y en la sincronización automática de instrumentos. Los conocimientos de armonía musical de Antheil ayudaron a Hedy Lamarr a idear el principio para dirigir los torpedos por radio, mediante una frecuencia. En 1942 patentaron su invento llamado Secret Comunication System (Sistema Secreto de Comunicaciones), al que le adjudicaron la licencia número 2.292.387, de la que inmediatamente dieron todos sus derechos al gobierno de Estados Unidos.

Sin embargo, la invención de Lamarr y Antheil no se utilizó durante la Segunda Guerra Mundial, dado que la Marina de Estados Unidos expuso que el sistema era demasiado vulnerable para el efecto propuesto y archivó la idea. Durante la Crisis de los Misiles de Cuba en 1962 se utilizó este sistema en el control remoto de boyas rastreadoras marinas, así como en la guerra de Vietnam y posteriormente en el sistema de defensa por satélite Milstar (Military Strategic and Tactical Relay) l 1994.

Además de este invento, también fue la creadora del conmutador de frecuencias, del sistema de defensa por satélite y de la transmisión de datos sin cable, estableciendo así las bases para el desarrollo de lo que hoy día conocemos como: WiFi, siglas de Wireless Fidelity (fidelidad inalámbrica).

Actualmente, se celebra el "Día Internacional del Inventor" el 9 de noviembre, fecha que coincide con el nacimiento de Hedy Lamarr. El origen de la conmemoración de ese día fue proclamado por el inventor y empresario alemán Gerhard Muthenthaler en homenaje a todos los investigadores que cada día descubren algo que nos facilita la vida.