El Pleno municipal celebrado el 22 de diciembre aprobó definitivamente la Ordenanza Reguladora de la Prestación Patrimonial de carácter público no tributario sobre el servicio de abastecimiento de agua a Terrassa. En esta Ordenanza se ha actualizado la estructura de las tarifas para que, con la actual situación crítica de sequía, éstas sean más equilibradas, equitativas y corresponsables. Además, también se han introducido cambios que mejoran el acceso a la tarifa social del agua para garantizar, de esta forma, el derecho al agua de las personas más vulnerables.

¿Por qué hemos hecho el cambio?

Como medida para fomentar el ahorro de agua frente a la grave situación de sequía que estamos viviendo y promover un cambio de hábitos en el consumo.

Para actualizar la estructura de las tarifas, para que sean más equilibradas, corresponsables y equitativas, puesto que se fijan en función del consumo y del número de personas empadronadas.

Para invertir en proyectos que permitan mejorar el rendimiento de la red y asegurar una correcta y eficiente prestación del servicio.

Para mejorar las condiciones de acceso a la tarifa social y garantizar así el derecho al agua a las personas más vulnerables.

¿Cuáles son los cambios?

La nueva estructura establece tres tramos de consumo:

  1. Primer tramo, hasta 60 litros/habitante/día, que corresponde al requisito básico de agua. En las primeras facturas aparecerá en m3: de 0 a 5,4 m3.
  2. Segundo tramo, de 60 a 100 litros/habitante/día, que engloba los consumos medios. En las primeras facturas aparecerá en m3: de 5,4-9 m3.
  3. Tercer tramo, superior a los 100 litros/persona/día, donde empezaría a haber desperdicio. En las primeras facturas aparecerá en m3: más de 9 m3.

Los primeros metros cúbicos de consumo se facturan al precio del primer tramo, más económico para fomentar el ahorro. A medida que aumente el gasto, también se incrementará el precio del m3.

Todas las tarifas se aplican en función de las personas empadronadas en el hogar. Los consumos determinarán las tarifas.

Con relación al pequeño comercio, se modifica a la baja la cuota fija (que es independiente al consumo).

Para facilitar el acceso a la tarifa social del agua, se unifican los criterios a los que ya establece la Agencia Catalana del Agua (ACA) para acceder al Canon Social.

¿Qué conceptos no cambian?

Se mantiene el apartado en el que figuran los impuestos del canon de la Agencia Catalana del Agua (ACA) de la Generalitat y el IVA del Estado.

La bonificación del 100% de la cuota de servicio, la aplicación de la tarifa social de forma automática en los hogares con riesgo de exclusión residencial (RER); la bonificación del 100% de la cuota de alta del servicio de contadores; la gratuidad de los trámites de cambio de nombre por unidades familiares con riesgo de exclusión residencial.

Más información en: www.taigua.cat