Sin agua no hay vida. El acceso al agua potable es fundamental para satisfacer las necesidades personales y domésticas, como cocinar las comidas del día, la higiene personal y la limpieza del hogar.

Por este motivo, la Asamblea General de las Naciones Unidas desde 2010, reconoce de forma explícita el derecho al agua y a un saneamiento seguro, saludable, accesible y asequible. Se trata, pues, de un derecho básico e indispensable para la vida y la dignidad de las personas.

El Día Mundial del Agua se celebra anualmente el 22 de marzo como un medio para centrar la atención en la importancia del agua y la defensa de la gestión sostenible de los recursos hídricos.

La Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 22 de de marzo de 1993 como el primer Día Mundial del Agua, después de que su celebración se aprobara en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo ( CNUMAD) en 1992.

El día mundial del agua 2021 trata de lo que significa el agua para las personas, de su verdadero valor y de cómo podemos proteger mejor este recurso vital.

El Ayuntamiento de Terrassa se adhiere al Día Mundial del Agua 2.021 con los objetivos:

  • Incentivar y actuar para un uso eficiente del agua, que permita reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en los consumos asociados a la distribución - promoviendo el uso de recursos alternativos - y las emisiones de los sistemas de tratamiento y depuración.
  • Promover la adaptación a los efectos del cambio climático sobre el ciclo del agua, lo que supone una mejora para la salud y la calidad de vida de las personas, y la biodiversidad de los ecosistemas acuáticos continentales.
  • Implicar a las entidades y ciudadanía de su territorio, para explicar que no nos podemos permitir esperar más y todo el mundo tiene un papel a jugar en la mitigación y adaptación al cambio climático, y en concreto en el ciclo del agua y los sistemas acuáticos continentales.