Cambio de zona tarifaria de 3 a 2

Hace ya muchos años que la ciudadanía de Terrassa tiene que pagar un sobrecoste injusto para desplazarse a Barcelona en transporte público. Esto representa un agravio en comparación con algunos municipios vecinos. Hasta que la Generalitat no ponga en marcha la T-Movilidad, un nuevo sistema que ha sufrido varios retrasos y que debería ser más justo y proporcional, el Ayuntamiento exige que Terrassa pase de la zona tarifaria 3 a la 2, o bien que aplique urgentemente una rebaja provisional del precio de los títulos de transporte para nuestra ciudad.

Estas medidas, que deberá aceptar y concretar la Generalitat, podrían aplicarse especialmente en la T-10, el título que utilizan mayoritariamente las personas que se desplazan habitualmente en Barcelona. Una medida efectiva podría pasar por crear un nuevo título específico para los residentes de Terrassa, o una bonificación de la T-10 de tres zonas, para que el coste resulte equivalente al de la T-10 de dos zonas. Cualquier medida transitoria de rebaja no debería contemplar ninguna compensación por parte del Ayuntamiento, teniendo en cuenta el agravio que la ciudad ha sufrido durante todos estos años.

Desde que en 2001 se situó a Terrassa en la zona tarifaria 3 del sistema integrado de transporte, la reivindicación de cambio de zona ha sido insistente y constante por parte del Ayuntamiento y en los últimos años se han aprobado varios acuerdos de Pleno en este sentido que no han obtenido respuesta positiva.

Ante esta situación, el Ayuntamiento ha puesto en marcha una campaña para dar a conocer una reivindicación que es compartida también por sindicatos, agentes económicos y sociales y por la ciudadanía en general. La campaña, con el lema "Queremos Terrassa Zona 2" incluye la colocación de carteles en las estaciones de ferrocarril de la ciudad y en los equipamientos municipales. También se distribuirán tarjetones por los circuitos de distribución Postalfree y en los equipamientos, se publicarán anuncios en la prensa local y se difundiràn mensajes por las redes sociales municipales.