LLas zonas de libre circulación de perros son espacios habilitados especialmente para que la ciudadania pueda disfrutar de sus perros. Estas zonas, rodeadas de vallas, permiten que los animales corran y jueguen sin ir atados, con la excepción de los perros de razas catalogadas como potencialmente peligrosas que, como marca la normativa, deben ir siempre atados y con bozal. Para garantizar la comodidad de las personas estas zonas cuentan, según los casos, con papeleras, fuentes y bancos, entre otros elementos de mobiliario como carteles explicativos.


¿Dónde están?

  1. Ca n'Aurell: pg. Vint-i-dos de Juliol, c. Fontanella, c. Frederic Soler y pl. Miquel Utgés
  2. La Maurina: entre pg. Vint-i-dos de Juliol, c. Sardenya y c. Felip II
  3. Poble Nou: entre rda. Ponent, c. Manuel de Falla y c. Albacete
  4. Vallparadís: la Devesa
  5. Vallparadís: Horta dels Frares
  6. Vallparadís: Torrent Monner
  7. Can Tusell: entre av. Béjar, c. Tramuntana y c. l'Alguer
  8. Les Arenes: entre pg. Vint-i-dos de Juliol y c. Joaquim Vayreda
  9. Can Palet II: Túria i avinguda Santa Eulàlia 
  10. Can Petit (en ejecución): C. de La Castellassa, Camí de Les Canyes, hipermercat y pl. Mas Isarn 
  11. La Cogullada: Parc de la Cogullada
  12. Parc dels Catalans

Mapa espacios de libre circulación de perros

¿Cómo se utilizan?

Cartell amb el resum de les normes d'utilització dels espais de lliure circulació de gossos

  • Es obligatorio recoger los excrementos de los animales
  • Se deben evitar las peleas con otros animales
  • Hay que evitar la salida del animal de los espacios sin atar
  • Se deben mantener los espacios limpios y en buenas condiciones
  • No se permite el acceso en estos espacios de los perros considerados potencialmente peligrosos desatados o sin bozal
  • Los usuarios y usuarias de estos espacios son responsables de los daños que sus animales ocasionen a otros animales, personas u objetos
  • Los animales deben llevar microchip y estar censados en el registro del Ayuntamiento donde residan

Normas para utilitzar los espacios de libre circulación de perros