Amb tu fins a la fi del món! (gossos, gats, maletes)

La llegada de las vacaciones nos hace entrar en conflicto interno sobre qué podemos hacer con animales que forman parte de la familia y que nos acompañan durante todo el año, debido a los obstáculos que pueden surgir a la hora de viajar con ellos, como por ejemplo el coste económico, o el estrés que puede suponer llevar un animal en avión, tren o barco. Sin embargo, las alternativas son muchas.

Antes de tomar una decisión definitiva, existen múltiples formas de disfrutar de las vacaciones con los animales de la familia, escogiendo opciones aptas para ellos, o, en caso de necesitarlo, optar por alternativas respetuosas como residencias o personas especializadas que pueden cuidarlos y sacarlos a pasear, en su caso.

Y recuerda, el abandono está considerado un delito y como tal puede acarrear sanciones de hasta 45.000 euros.