El 31 de mayo de cada año la OMS celebra el Día mundial sin tabaco con el objetivo de poner de relieve los riesgos asociados al tabaquismo y alertar a la población sobre la relación entre el consumo de tabaco y las enfermedades cardiovasculares: cardiopatía isquémica (angina de pecho y infarto de miocardio), accidente cerebrovascular y enfermedad vascular periférica.

Entorno al Día mundial sin tabaco se celebra la Semana sin humo , aproximadament del 25 al 31 de mayo, que pretende sensibilizar a la población de los riesgos sobre la salud que comporta fumar, en especial sobre la salud cardiovascular, incluyendo los riesgos sobre la salud de la exposición al humo de tabaco ajeno.

Durante la semana sin humo, los CAPs de la ciudad instalan mesas informativas en el vestíbulo con información sobre los riesgos asociados al consumo de tabaco y los profesionales sanitarios realizan carboximetrias y ofrecen consejos breves para dejar de fumar. Y también durante esta semana, se difunden mensajes preventivos del consumo de tabaco y de la exposición al humo ambiental en el espacio WEB del Ayuntamiento y en las redes sociales.