Vegetación y hábitat de las rieras.

Existen determinados lugares en el ámbito de la Anilla Verde de Terrassa que por sus características singulares a nivel local tienen una máxima importancia en el mantenimiento de la biodiversidad, sea por su singularidad florística, por la fauna que hay asociada o por su importancia como elemento conector, son los llamados "hot spots".

1.Tramos de torrentes con vegetación de ribera

2.Los robledales

3.Otros espacios


Tramos de torrentes con vegetación de ribera

Sarga en la Plana Fría de Can Guitard, torrente de los Caus (sierra del Obac): 11.368 m2

Formación arbustiva de torrente de cantos rodados situada en el tramo superior de la riera de Gaià (torrente de los Caus) a su paso por la Plana Fría de Can Guitard. Este tramo de torrente presenta un singular reducto de bosquecillo de galería de sargas (Salix eleagnos) acompañado de arco; blanco y chopos. La importancia de este tramo es que constituye un reducto de vegetación de ribera entre un espacio forestal donde domina una base mixta de pino y encina.

Subir

Alameda del torrente de la Betzuca : 28.716 m2

Situadas en el extremo sudeste del término municipal, en los tramos finales del torrente de la Betzuca y de la Grípia, hacen de divisoria con el término de Sant Quirze del Vallès. Estos bosques de álamos, se alternan con grupitos de chopos, plataneros de sombra, encinas y pinos aislados. En los claros abundan las lianas y el zarzal. Como sotobosque encontramos rosal silvestre, espino; blanco entre otros y hiedra cubriendo el suelo. Los árboles muertos y troncos caídos incrementan la diversidad de nichos del espacio. Este espacio se puede observar desde el camino que va de la masía de Can Sabater del Torrent a la urbanización de Can Ponsic en Sant Quirze del Vallès.

Subir

Verneda de Can Sabater (torrente de la Grípia): 12.748 m2

 

En el tramo sur del torrente de la Grípia antes de que éste pase por debajo de la autopista C-58 se encuentra este espacio de árboles y vegetación de ribera singular. Los alisos son árboles muy escasos dentro del municipio así como el resto de vegetación que encontramos asociada; cárex péndulo, cola de caballo, berros, zarzas y lianas. Estos ambientes son la base ideal para multitud de insectos y pájaros (oriols, pájaros carpinteros, rebozuelos...). En este sector, la circulación más o menos permanente de agua por el torrente de la Grípia hace posible la existencia de esta vegetación. El entorno cercano a este espacio se encuentra ocupado por huerta no ordenada que realiza captaciones de agua del torrente.

Subir

Confluencia de los torrentes de Ribatallada y de Botelles: 10.862 m2

Entre los municipios de Terrassa Castellar del Vallès y Sabadell discurre un tramo del torrente de Ribatallada por el que pasa agua de forma más o menos continua. Este torrente y su afluente, Botelles, haciendo del límite con Sabadell, conservan una franja de vegetación de ribera bien estructurada; donde destaca los chopos y plataneros como árboles principales y el sotobosque típico de estas formaciones.

 

Subir

Torrent dels Àlbers : 25.821 m2

Entre los elementos significativos, desde el punto de vista natural, de la sierra de Galliners se encuentra el llamado torrente de los Álamos o de Can Corbera. Este torrente que nace en el sector terrassense de la sierra de Galliners, conserva una vegetación de ribera y una fauna característica. Se pueden encontrar álamos, chopos, olmos, avellanos, gatillos, robles y plataneros. Además, este lugar es un buen punto de nidificación de diversas especies de pájaros, como por ejemplo el oriol, el colltort, el pito verde, la paloma torcaz o el rebozuelo. También encontramos referencias de la existencia de madrigueras de tejón en la parte baja de este torrente.

Subir

Los robledales

Roureda de Can Coniller (torrente de la Betzuca): 19.637 m2

 

Situada en el sureste del término municipal de Terrassa, en el límite con Sabadell, en el lado norte de la C-58. Este pequeño robledal, de unos 30 árboles, ocupa la hondonada del torrente de la Betzuca, entre Can Coniller y Can Sabater del Torrent. Los bosques de robles son formaciones muy singulares en el término, donde normalmente los robles se encuentran aislados y mezclados en medio de los encinares.

Subir

La fuente Fría de Can Missert (torrente del Salt): 11.851 m2

El torrente del Salt en la finca de Can Missert y con el límite de término con Viladecavalls mantiene algunos ejemplares típicos de vegetación de ribera. Entre el torrente y los campos de cultivo de la finca se encuentra la fuente Freda de Can Missert. Allí se conservan algunos ejemplares de robles, que por el puerto y por formar un pequeño bosquecillo, mantienen cierta peculiaridad.

Subir

Roureda entre Can Badiella y torrente de la Grípia: 65.640 m2

 

En la finca de los Bellots, entre la masía de Can Badiella y el torrente de la Grípia se encuentra un robledal de roble pubescente con elevada presencia de la especie roble cerrioide de unas 6 hectáreas de superficie.

Éste es uno de los pocos bosques del término con clara predominancia del roble. Cerca de este robledal se encuentra una zona de huerta no ordenada en la ribera del torrente de la Grípia.

Subir

Otros espacios

Estany de Can Costa de Montagut (torrente de la Font del Ferro): 50.516 m2

La actividad de extracción de arenas y gravas que funciona en la finca de Can Costa de Montagut ha provocado la aparición de un estanque artificial que a lo largo de los años se ha ido naturalizando hasta acoger vegetación de ribera. Este espacio representa un refugio para algunos pájaros, como el pato de cuello verde.

La singularidad de esta masa de agua en este lugar y mantener una vegetación y fauna peculiar hacen del estanque de Can Costa de Montagut un punto importante de conservación de la biodiversidad.

 

 

 

 

 

 

Subir