La ciudad de Terrassa está atravesada por tres rieras principales: la riera de las Arenas, la riera del Palau y la de Gaià.

Riera de las Arenas – Cuenca del Llobregat

Nace en la vertiente sur del collado de Estenalles, municipio de Mura, y en un recorrido de quince kilómetros atraviesa el municipio de Matadepera, donde recibe por la derecha las aguas de los torrentes de la Fuente de la Olla, del Coll del Daví y el de la fuente de la Riba. Entra en el término de Terrassa por el Pla del Bon Aire, por donde confluyen los torrentes de Santa Margarita, Can Petit, Vilardell y la sierra de Galliners, hasta llegar al Pla de les Fonts, donde se mezcla con la riera de Terrassa, por formar la llamada riera de Rubí.

La riera se encuentra canalizada y con taludes hormigonados a lo largo de su curso porque circula por tramo urbano. Sin embargo, forma parte del sistema de conectores fluviales reconocidos por el Plan Territorial de la Región Metropolitana.

 

 

 

 


Riera del Palau – Cuenca del Llobregat

Nace al norte del término de la confluencia de los torrentes de Can Bogunyà y Can Candi y recibe por la orilla derecha los caudales de los torrentes Cançoner, Mitger, de la Maurina, de las Aymerigues, de Ca n'Aurell y de las Carbonelles, y por la orilla izquierda, el de los torrentes de Pere Parres, del Turó de l'Argila y el del Salt, antes de que se le unan el torrente de Vallparadís para formar la riera de Terrassa y confluir en el Pla de les Fonts con la riera de las Arenas.

Riera de Gaià – Cuenca del Llobregat

A la altura de Ca n'Amat, el torrente que circula toma el nombre de riera de Gaià que topa con la parte norte de la sierra de les Aimerigues, que le cierra el paso en dirección a Terrassa y le hace un giro hacia poniente, formando las gargantas de Can Font antes de entroncarse con el antiguo camino romeo de Terrassa a Montserrat. En este lugar es cuando deja el término de la ciudad de Terrassa y recibe las aguas del torrente de Sant Miquel, por levante, y las del torrente del Llor, por la derecha. Más adelante la riera de Gaià acaba uniéndose con el torrente de Sant Jaume.

La riera de Gaià se caracteriza, en el tramo comprendido entre Can Font de Gaià y el límite de término con Viladecavalls, por un cauce ancho y la presencia de cornisas verticales de hasta 20 metros de altura. Estas formas de erosión excavadas por el torrente se deben a la acción del agua sobre el sustrato del cauce, formado básicamente por materiales finos como arcillas y arenas. 

 

 

 

 

 

 

 


 

¿Cuál es la importancia social y urbana de las rieras?

Las rieras de Terrassa son los ejes estructuradores naturales de una ciudad que nació en sus orillas. Con la transformación de la ciudad, las trazas antiguas de la riera de Palau se han convertido en las Ramblas y las del Torrent Vallparadís, en el parque Vallparadís, ejes principales de espacio público de la ciudad, pero las trazas actuales de las rieras de Palau y de Las Arenas y en su confluencia en la riera de Rubí a su paso por Les Fonts, son una fractura que todavía, en estos momentos, separa los barrios que limitan con ellas.

Las rieras deben convertirse en un símbolo para Terrassa, como ejemplo de integración y no de distanciamiento y, para conseguirlo, hay que acabar con la barrera que suponen entre barrios, proyectando actuaciones específicas que lo permitan.