Desde noviembre de 2021 y hasta enero de 2022, un equipo de información ambiental refuerza, a pie de calle y con la entrega de material informativo, las explicaciones sobre qué desechos deben separarse en casa de forma selectiva para después depositarlas en los contenedores correspondientes de envases, vidrio, orgánica, papel y resto. Para ello, se instalan puntos de información de carácter itinerante en diferentes plazas públicas de los barrios de Ca n'Anglada, Montserrat, Vilardell, Cementerio Viejo, Vallparadís, Can Parellada, Can Jofresa, Sant Pere Nord y Egara. Además, la acción informativa se refuerza en las redes sociales de Medio Ambiente: Instagram (@terrassamediambient), Twitter (@trsmediambient) y Facebook (@Terrassamediambient). Esta actuación se enmarca en las acciones para mejorar la calidad y cantidad de la separación en origen, así como la gestión de los residuos.

Es una campaña que el Ayuntamiento de Terrassa promueve, con la colaboración de las empresas Ecoembes y Ecovidrio, para mejorar la calidad de la recogida de residuos selectiva y, más concretamente, la de envases, vidrio y papel, ya que es necesario avanzar en la minimización de los residuos y realizar una mejor clasificación en origen para luchar contra la emergencia climática.

El objetivo principal es fomentar la conciencia ciudadana sobre la importancia de la recogida selectiva, que todavía están lejos del 60% que la Unión Europea marca por 2030, aunque mejoran año tras año. En 2020, la de envases se incrementó en un 12,5%, la de papel y cartón, un 15,5%; y un 9,6% la del vidrio, respecto a los datos de 2019. En cuanto a los desechos generados, cada terrassense produjo el año pasado 1,04 kilos de residuos por día, una cifra que debería reducirse hasta llegar a los 0,89 kg marcados por la Unión Europea.