Reciclar es una de las actividades cotidianas más sencillas y gratificantes que podemos realizar. Tanto, que puede participar cualquier miembro de la familia, incluso los más pequeños de la casa.

Reciclar es también un ejemplo de responsabilidad social y cuidado del medio ambiente.
Aunque el ser humano es el responsable de producir una gran cantidad de residuos, parece que a veces todavía nos resistimos a reciclar. Así lo único que conseguimos es perjudicarnos a nosotros mismos y al medio ambiente, tanto a corto plazo como en el futuro de los que van a venir. ¿Te has preguntado alguna vez qué tipo de planeta se encontrarán tus hijos e hijas en unos años?

Este pequeño gesto, que forma parte de realizar un consumo responsable, hará que nuestras generaciones futuras puedan disfrutar de un planeta verde y azul.

5 razones que muestran por qué es importante reciclar

Todas las ciudades de nuestro país ponen a nuestra disposición contenedores en los que podemos introducir cada residuo, sea orgánico, papel, plástico o vidrio. También hay puntos limpios en los que llevar objetos como electrodomésticos o maderas.

Por otro lado, puedes colocar contenedores en tu hogar para facilitar el correcto reciclaje de los productos consumidos y ayudar a desarrollar una conciencia ambiental a toda la familia, así como a las personas de nuestro entorno.

El impacto del reciclaje es muy profundo, aquí le llamamos 5 de las razones por las que hay que practicarlo a diario para luchar contra el cambio climático:

  1. Ahorramos energía
  2. Utilizamos menos materias primas
  3. Fabricamos nuevos productos
  4. Creamos puestos de trabajo
  5. Preservemos el medio ambiente

 

¿Quieres saber más?

Puedes descargarte la: