La Sala Muncunill fue inaugurada en 1986 y está situada en el interior de uno de los edificios singulares de la ciudad, el Vapor Amat, antigua fábrica de tintes. Es uno de los espacios expositivos que la ciudad dedica a las prácticas artísticas contemporáneas, junto con la Casa Soler i Palet.

Exposición anterior:

Els Castells no són de Princeses

  • Hasta el 29 de julio de 2018
  • A cargo de Mireia Comas