Antes de poner en marcha el negocio, para la apertura de las actividades, las instalaciones o los establecimientos se efectuará el trámite de legalización de las instalaciones y el pago de la autoliquidación de la tasa de las actividades y instalaciones.
 
En función de las características de la actividad y del local, corresponde un régimen de tramitación u otro:
 
Tràmites previsots por la Ley 16/2015, de simplificación de la actividad administrativa de la Administración de la Generalidad y de los gobiernos locales de Cataluña y de impulso de la actividad económica:
Con la legislación actual, la mayoría de las actividades se legalizan mediante la declaración responsable y la comunicación previa. ¿Sabéis qué es, qué significa y qué consecuencias le comportan estos regímenes?

 

Otros tràmites:
  • Comunicación previa ambiental municipal. Entre otros, se someten a este régimen las actividades relacionadas en el Anexo III de la Ley 20/2009, de 4 de diciembre, de prevención y control ambiental de las actividades (LPCAA)
  • Licencia ambiental municipal, las que se relacionan en el anexo II de la Ley 20/2009, de prevención y control ambiental de las actividades (LPCAA), tanto para ser implantadas como para toda modificación sustancial que se pretenda realizar una vez autorizadas.
  • Comunicación de actividades recreativas, para la apertura de actividades recreativas y espectáculos públicos que pueden generar afectaciones ambientales, de seguridad y salud que supongan riesgo para las personas, bienes y medio ambiente.
  • Licencias de actividades recreativas, para la obtención de licencia municipal de apertura de espectáculos públicos y de actividades recreativas.
  • Comunicación de cambio de titularidad de actividades, para que la persona o empresa titular de una actividad que dispone de una licencia o comunicación vigente, ponga en conocimiento del Ayuntamiento que transmite el título que le habilitaba para ejercer la actividad. Se debe formalizar en el plazo máximo de un mes desde que se produjo efectivamente el cambio.
  • Comunicación previa de modificación no sustancial de una actividad, para comunicar la modificación no sustancial y / o no significativa de una actividad, establecimiento o instalación ya existente que dispone de legalización, ya sea por autorización, licencia o comunicación. Estas modificaciones pueden producir o no afectaciones de tipo ambientales, de seguridad y de salud de las personas y los bienes y es necesaria la intervención de un técnico competente para valorar dicha afectación.
Las actividades incluidas en los anexos 1 o 2 de la Ley 3/2010, de 18 de febrero, de prevención y seguridad en materia de incendios en establecimientos, actividades, infraestructuras y edificios, deben solicitar un informe previo en materia de incendios.

 

Licencias comerciales

El otorgamiento de la licencia comercial deberá ser previa a la solicitud de la licencia de obras.
 
Deben solicitar licencia comercial a la dirección general competente en materia de comercio de la Generalidad de Cataluña:
  • Las nuevas implantaciones y los cambios de actividad de establecimientos comerciales, individuales o colectivos, con una superficie de venta igual o superior a 2.500 m2 y sus ampliaciones cuando la superficie de venta sea igual o supere, antes o después de la ampliación, los 2.500 m2.
  • Las nuevas implantaciones y los cambios de actividad de establecimientos comerciales, individuales o colectivos con una superficie de venta igual o superior a 800 m2 e inferior a 2.500 m2 que se sitúen fuera de la trama urbana consolidada (TUC), cuando se 'acojan a la excepción prevista en el artículo 9.3.a) y 9.3.b).
  • Las nuevas implantaciones y los cambios de actividad de los establecimientos comerciales singulares, individuales o colectivos, con una superficie de venta igual o superior a 5.000 m2 y sus ampliaciones cuando, antes o después de la ampliación, se iguale o supere esta superficie de venta.

Preguntas frecuentes sobre la legalización de actividades.

 

¿Sabéis qué es, qué significa y qué consecuencias le comportan estos regímenes?

La declaración responsable es una tramitación administrativa que hace la persona titular de la actividad en las que declara bajo su responsabilidad que el local y la actividad cumplen toda la normativa vigente, que dispone de toda la documentación necesaria y que se compromete a mantener el cumplimiento mientras dure la actividad.
 
Esto significa que la persona titular admite que la actividad cumple y que tiene la documentación (certificados técnicos, estudios, legalizaciones, etc) y, por ello, caso de que haya un accidente por causas atribuibles a la actividad, la persona titular es la responsable.
 
Por este motivo es obligatorio que personal técnico competente haga una revisión las instalaciones, el local y la actividad y firme un certificado en que justifique que se cumplen las normativas existentes. Aunque no es obligatorio presentarlo al Ayuntamiento, sin este certificado, la persona titular corre riesgos.
 
En el caso de las actividades en régimen de comunicación, siempre será necesario disponer de un proyecto técnico y será obligatorio presentarlo al Ayuntamiento.