El objetivo del proyecto Patios Abiertos es abrir los patios de diferentes escuelas repartidas por el territorio por las tardes, fuera del horario escolar, durante los meses en los que el día alarga más y los niños y jóvenes pueden pasar más ratos a la aire libre con comodidad. De esta manera la ciudad gana nuevos espacios de encuentro y ocio alternativo, seguro y de proximidad.

El proyecto se desarrolla en Terrassa desde el 2018, aunque la escuela Roc Alabern ya empezó a poner su patio a disposición de la ciudadanía en 2011, en el marco del Plan de Barrios de La Maurina. Aquella iniciativa tuvo muy buena acogida y fue la inspiración para el actual proyecto de Patios Abiertos en toda la ciudad.

La concepción del patio es la de un espacio de juego libre equivalente a una plaza pública donde, por tanto, los menores deben ir acompañados y accederán bajo la responsabilidad y vigilancia de sus familias. Según el centro, estará disponible todo el patio o una parte, pero en todos los casos la zona disponible incluye una pista deportiva y un aseo. El acceso al patio es libre, aunque por la situación sanitaria no se permitirá superar el aforo, fijado en 30 personas.


Relación y horarios de patios abiertos

En la edición de este año, los patios que se abren son los de las escuelas:

Lanaspa, Montserrat, Roc Alabern, Marià Galí y Font de l'Alba.

Los cinco abrirán de lunes a viernes, de 18 a 20 h, y también los sábados y domingos de 16 a 20 h.

Habrá dos periodos de apertura: el primero hasta el 27 de junio y el segundo, del 1 de septiembre al 24 de octubre.

Los espacios los gestionan entidades o empresas especializadas que se encargan de dinamizarlos, además de abrir y cerrar a las horas previstas. Las adjudicatarias del servicio para esta temporada son L'Eina SCCL (Lanaspa, Roc Alabern y Marià Galí), Centro de Esparcimiento Tremola (Montserrat) y La Fàbrica (Font de l'Alba).