En Bici Sin Edad es un programa que permite a las personas mayores con movilidad reducida volver a disfrutar de dar un paseo en bicicleta. Personas voluntarias aprenden a conducir un triciclo especialmente adaptado, y luego se ofrecen para dar una vuelta a las personas mayores que les apetece pasear y conocer la ciudad, compartir la experiencia intergeneracional, y disfrutar de un rato al aire libre en buena compañía.

Con el uso de los triciclos adaptados no sólo se puede ofrecer a las personas mayores la posibilidad de volver a montar en bicicleta para pasear por lugares que hace tiempo que no han ido, sino que además, permite establecer una conexión intergeneracional entre quien hace de ciclista voluntario y la persona pasajera.

En el mundo ya hay unas 450 ciudades que tienen este programa internacional que se llama Cycling without age (traducido del inglés: bicicleta sin edad).

En octubre de 2017 se hizo una prueba piloto en Terrassa donde 47 personas mayores pudieron disfrutar de 40 salidas. Esta fue una iniciativa del Servicio de Promoción de las Personas Mayores, con la colaboración  de las residencias La Llar Fundació, Torre Mossèn Homs, el Club de Mayores del Distrito IV, la cooperativa BICICLOT, y 20 personas voluntarias en la conducción de la bicicleta.

La experiencia fue tan satisfactoria que el Ayuntamiento, por iniciativa del Servicio de Promoción de las Personas Mayores, decidió comprar el año 2019 un triciclo eléctrico para ponerlo a disposición de las personas mayores que vivían en residencias. Con la compra de este triciclo se firmó un convenio de colaboración con la cooperativa Biciclot, que es quien elabora los itinerarios seguros y gestiona la participación de las personas voluntarias en la conducción del triciclo, para implementar el programa en nuestra ciudad. 

A principios de 2020 se inició el proyecto pero quedó interrumpido en marzo, cuando todo quedó condicionado a la situación excepcional por Covidien-19 y al confinamiento. A finales de año se retomó el proyecto ampliando la oferta a personas con discapacidad intelectual de más de 60 años que vivían en residencias de la ciudad.

Por este 2021, se plantea reinicie el proyecto, con todas las medidas sanitarias que garantizan un trayecto seguro para todos, y seguir con esta apuesta de ciudad de consolidarlo.