La sensibilización de la ciudadanía conforma también un eje fundamental para el cambio social. A través de campañas puntuales y acciones de difusión que realizamos, queremos llegar a la ciudadanía con el fin de transformar progresivamente la percepción que muchas personas tienen de la vejez. Sólo exponiendo la situación de la realidad de las personas mayores, así como los prejuicios por cuestiones de edad respecto a ellas, es posible mostrar que la vejez es una oportunidad que tenemos el privilegio de poder aprovechar y compartir.

Un ejemplo muy claro que debe visibilizarse es la discriminación por edad, que es una de las que más se evidencian a diario y que a menudo pasan por alto. La edad es una de las primeras cosas que observamos en otras personas. El edadismo surge según la OMS cuando la edad se utiliza para categorizar y dividir a las personas por atributos que ocasionan daño, desventaja o injusticia, y menoscaban la solidaridad intergeneracional (Informe OMS edadismo).

Sensibilizar y velar por un uso no edadista del lenguaje y la comunicación es esencial para evitar este tipo de discriminación. Le facilitamos más información al respecto.